Cimpor: noticias sobre construcción


Inicio

La crisis da un respiro a las empresas de la construcción en Cantabria

Construcción en Cantabria

Los ajustes económicos y las restricciones en los presupuestos de las diferentes administraciones ha dejado en los últimos años al sector de la construcción con el único impulso de la obra privada, lo que ha propiciado unos años duros para los constructores que desde el año 2006 han visto como el motor de la economía española caía en picado.

Para este año 2014 parece que las autonomías tiene previsto aumentar sus inversiones en obra pública para mejorar tanto las infraestructuras de carreteras como las hidráulicas, como es el caso de Cantabria, donde han aprobado un Plan de Gestión General que se desarrollará en el período comprendido entre los año 2014 y hasta el año 2021 y en el que se pretende invertir 309 millones de euros en la construcción y mejora de carreteras, además de 37 millones adicionales en mejora y acondicionamiento de puertos marítimos, y otros 70 millones en obras hidráulicas que mejoren las redes subfluviales de la zona oriental cántabra.

Inversión de obra pública en Cantabria.

Durante 2014 la Consejería de Obras Públicas de Cantabria pretende realizar una inversión de algo más de 16 millones de euros a la que optan varias empresas de la construcción de Cantabria como Cuevas Obras, para la mejora del acceso al vertedero de Meruelo o la carretera de reciente creación entre Celis y El Soplao.

Este Plan de Infraestructuras del gobierno cántabro prevé desarrollar 99 obras públicas en viales ya existentes y acometer la construcción de 14 nuevas carreteras que serán quieres se lleven el grueso de la inversión del gobierno regional.

Además de la inversión en carreteras, Cantabria invertirá otros 70 millones de euros en obras hidráulicas como es el caso de la red subfluvial de Laredo y con la construcción de un tunel entre las localidades de Santoña y Laredo, o el último tramo de la autovía del agua que contará con 20 millones de euros de inversión para la construcción de los tramos pendientes entre Cicero, Colindres y Treto, y por supuesto los tramos pendientes de Santander, Bezana, Camargo y Quijas y que según han comentado fuentes del Gobierno de Cantabria estaría finalizado para el año 2015.

Sin duda alguna la leve mejoría de la situación económica debe suponer un soplo de aire fresco para las empresas de construcción, no sólo de Cantabria sino de todo el territorio nacional, donde muy lentamente se van recuperando algunas inversiones tanto de Obra Pública como de obra privada. Esperamos que la tendencia se consolide e incluso vaya progresivamente en aumento.